ACB Premio Wangari Maathai 2014

6 de octubre 2014, Salt Lake City – La activista ambiental mexicana Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo ha ganado el Premio Wangari Maathai 2014 de la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB) en reconocimiento por su labor pionera en favor de la conservación de los bosques y la reducción de la pobreza rural en su país natal.

Artículo completo: http://www.cpfweb.org/77034/es/

Libro Colotlán y sus árboles.

Presentación.

En diciembre de 2008 comencé este blog, con la finalidad de dar a conocer los árboles existentes en la región y la posibilidad de utilizarlos para el desarrollo económico y social. Meses después, en 2009, comencé a participar en el noticiero de Radio Universidad de Guadalajara en Colotlán cada quince días, con temas sobre ecología, agrosilvicultura y árboles; los artículos que contiene el libro son el resultado de esas participaciones. Creí conveniente reunirlos en un libro en formato electrónico por las ventajas que esto implica, como la facilidad de leerlo en un aparato móvil como una tableta o un teléfono, acceder a cualquier artículo desde el índice, entre otras.
Espero que sea útil de alguna manera.
Fabio Ruiz Ortega.
Colotlán, Jalisco a 5 de enero de 2014.
Opciones para obtenerlo:
1.- Para descargar en formato epub (teléfonos, tabletas y lectores) pega una de las siguientes direcciones en tu navegador :  https://drive.google.com/file/d/0B7jmDNQOeRjQdXR3VXBEekJsZHc/edit?usp=sharing
2.- Si deseas puedes descargarlo en formato PDF en el siguiente enlace:colfaro
3.- Para Kindle (formato mobi): https://drive.google.com/file/d/0B7jmDNQOeRjQMGVZVlFkLWZpUWs/edit?usp=sharing

Charlotte Gill.

Ted es una organización sin fines de lucro que organiza conferencias sobre ideas que vale la pena difundir, el nombre viene de las iniciales de tres palabras: Tecnología, Entretenimiento, Diseño, las mismas iniciales que en inglés. La página Ted.com ofrece estas conferencias en video, muchas de ellas con subtítulos en español, y también se pueden encontrar en you tube. Los temas de las conferencias son muy variados y son dadas por gente de todo el mundo. Las conferencias también se realizan en distintos lugares del mundo.

Una de estas conferencias me pareció interesante para compartirla con ustedes: Charlotte Gill trabajó por veinte años como plantadora profesional de árboles en todo Canadá, escribió un libro de memorias que fue un éxito, donde explora la vida salvaje y solitaria de los reforestadores. Ganó el premio nacional en Canadá para libros de no ficción en 2012.

Su trabajo como reforestadora profesional en lugares donde la madera había sido cosechada le permitió vivir experiencias únicas y encontrar amigos. Un plantador recorre al día un promedio de 16 km., se inclina unas doscientas veces por hora y puede plantar varios cientos de arbolitos al día. Una de las cosas que Charlotte Gill descubrió fue la capacidad de adaptación del cuerpo humano, debido al esfuerzo físico requerido en la reforestación.

Cuando se retiró de su actividad profesional, comenzó a reflexionar e investigar sobre su trabajo y en la conferencia nos platica algunas de sus reflexiones:

1.- Hay una colisión entre dos especies, por un lado los árboles, y por el otro los humanos, en la que una claramente está en desventaja.

2.- Aunque el porcentaje de sobrevivencia de las reforestaciones en las que participó es del 90%, hay una diferencia enorme con los bosques que están reemplazando, y esa diferencia es el tiempo, pues para que los árboles que ella plantó alcancen el tamaño de los árboles talados se necesitan cientos de años.

3.- Nuevas investigaciones están cambiando la manera en como vemos los bosques, hasta el punto de considerarlos como un solo organismo,por ejemplo, se ha descubierto que a través de los hongos de las raíces los árboles pueden “comunicarse” y de esta manera un árbol en una orilla del bosque puede “saber” cómo le va a otro árbol en el otro lado. También pueden compartir nutrientes y los árboles más grandes, llamados árboles padres, protegen a los más pequeños y cuando mueren les ceden sus recursos. Estamos hablando de especies que tienen más años sobre la tierra que los humanos, lo que les ha permitido desarrollar estrategias de supervivencia para soportar sequías, incendios, eras de hielo, etc.

Para terminar la conferencia, Charlotte Gill nos hace las siguientes preguntas:

¿y qué tal si de aquí a unos años en lugar de que los bosques los manejen cuatro compañías los maneje la gente que vive en ellos?

¿y qué tal si en cien años, cuando los árboles estén listos para su corte, los dejemos vivir?

La defensa de la tierra (leisa).

Desde hace tiempo recibo la revista de agroecología LEISA, editada en Perú por la Fundación LEISA y como en otras ocasiones, ahora también comparto con ustedes algo de lo que viene en la última edición.
Esta vez el tema se llama La defensa de la tierra y el territorio. El editorial nos ofrece un panorama del contenido, siendo el tema principal la adquisión de enormes extensiones de tierras en Asia, África y América Latina llevada a cabo por grandes empresas -extranjeras y también de los países en los que se adquieren las tierras, inversionistas institucionales y especuladores e incluso estados-.
El primer artículo se titula El acaparamiento de tierras y de recursos naturales: violaciones del derecho a una alimentación adecuada. En él se nos hace saber que el acaparamiento de tierras no es algo nuevo sino un fenómeno recurrente en la historia humana, pero que se ha intensificado  durante los últimos diez a quince años con la adopción de las políticas de desregulación, los acuerdos de comercio e inversión, y las reformas de mercado. Algunas de las causas del acaparamiento de grandes extensiones de tierras son la presión creciente para producir agrocombustibles como alternativa a los combustibles fósiles; el hecho de que países dependientes de la importación de alimentos adquieren tierras de cultivo en otros países, y también que algunos inversionistas privados han descubierto en las tierras agrícolas una nueva fuente para obtener beneficios. Otros fines para los que se adquieren tierras son proyectos de minería, megaproyectos conservacionistas y de explotaciones forestales industriales.
Uno de los principales problemas causados por el acaparamiento agrario es que vastas extensiones de tierra y los recursos hídricos asociados no pueden ni podrán ser utilizados por indígenas, campesinos, pastores, pescadores artesanales y poblaciones nómadas, además del daño a los ecosistemas y diversas amenazas para las comunidades rurales.
En el mismo artículo se reconoce que si bien hacen falta inversiones en el medio rural, ese no es el tipo deseado de inversiones, sino aquellas que se hacen en las comunidades locales y en la agricultura en pequeña escala.
Otros artículos hacen referencia a casos específicos, por ejemplo la recuperación de 20 mil hectáreas en el Bajo Aguán, Honduras por 2500 familias campesinas, lo que ha desencadenado una ola de violencia y represión. Otro es el de la inundación de varios municipios por la construcción de un megaproyecto hidroeléctrico en Antioquía, Colombia, algo parecido a lo que sucede en Jalisco en Temacapulín, además de la concesión de 40 000 hectáreas para explotación de metales preciosos otorgada a compañías multinacionales.
Quien esté interesado en consultar la revista puede hacerlo en la dirección http://www.leisa-al.org