Artículos

Mujeres guerreras.


La temporada de lluvias, que este año no ha sido buena, es la temporada en que la gente planta árboles ya sea de manera particular o con el apoyo de algún programa gubernamental. ¿Qué papel juegan las mujeres en estos asuntos? En la página de la Federación de mujeres de toda china viene un artículo titulado Mujeres guerreras contra la desertificación.

Cuenta la historia de varias mujeres chinas que de diferentes formas han puesto su grano de arena en la lucha contra la desertificación. Según el artículo estas mujeres han vestido de verde el desierto y han logrado lo que parecía imposible: reforestar tierra desnuda y arenosa. Comparten un espíritu incansable, un enfoque científico y fuertes habilidades de liderazgo, atributos vitales para la meta común de parar la desertificación.

Inspirados por sus historias, 246 familias han sido contratadas en la región Uxin Qi donde han reforestado 66,000 hectáreas. A través de esfuerzos de largo plazo, los residentes de esta tierra han desarrollado siete modelos de trabajo para combatir la desertificación.

A continuación les cuento sobre algunas de estas heroínas:

Lang Tenhua y su esposo establecieron una empresa que combina la plantación de árboles, la cría de ganado y el turismo. Comenzaron en 2003 y junto con una docena de trabajadores han construido un camino de 8 km, perforado 5 pozos profundos y recuperado 670 hectáreas y ahora tienen 200 reses y 500 ovejas. Estos logros les han permitido tener acceso a subsidios del gobierno.

Xu Xiufang, de 54 años, comenzó a los 23 a plantar árboles en el desierto Maowusu. Desde entonces ha ascendido desde el puesto de trabajadora hasta el de ingeniero y trabajador modelo. Se graduó en 1980 en la carrera de agricultura. En ese tiempo la bicicleta era su único medio de transporte y junto con sus colegas estaba expuesta a las tormentas de arena. Ha concentrado su trabajo en la dispersión aérea de semillas de una planta muy resistente llamada Sabina vulgaris, introduciendo sucesivamente las nuevas tecnologías como el uso del posicionador satelital o GPS, e incrementando la eficiencia de la dispersión aérea de semillas. Al día de hoy, el área reservada para la dispersión de semillas es de 92,000 hectáreas. Dice que cuando no pueda trabajar más en el desierto su trabajo será enverdecer las ciudades.

Baori Ledai comenzó a plantar árboles hace muchos años, ahora tiene 72 y es secretaria del partido en Mongolia Interior. Desde 1950, cuando comenzó sus esfuerzos, la cobertura forestal ha aumentado del 7 al 30% y la cobertura vegetal ha llegado al 77%. Debido a estos logros se han establecido compañías dedicadas a la agricultura y que dan trabajo a los habitantes de la región, con la peculiaridad de que la renta de tierras tiene que tener el visto bueno de Baori Ledai.

Anuncios

Un comentario sobre “Mujeres guerreras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s